Adviento

A continuación puedes encontrar el ‘Evangelio y Reflexión’ que, hasta el momento, hay disponibles del Tiempo Litúrgico de Cuaresma. Haz clic sobre la cita para ir al vídeo con el texto del evangelio y la reflexión correspondiente.

1ª SEMANA DE ADVIENTO

  • Domingo de la 1ª Semana de Adviento – Ciclo A (Mateo 24, 37-44)
    «Cuando venga el Hijo del hombre, pasará como en tiempo de Noé. En los días antes del diluvio, la gente comía y bebía, se casaban los hombres y las mujeres tomaban esposo, hasta el día en que Noé entró en el arca; y cuando menos lo esperaban llegó el diluvio y se los llevó a todos. Estad en vela, porque no sabéis qué día vendrá vuestro Señor»

  • Lunes de la 1ª Semana de Adviento (Mateo 8, 5-11)
    «Un centurión se le acercó rogándole: ‘Señor, tengo en casa un criado que está en cama paralítico y sufre mucho’. Le contestó: ‘Voy yo a curarlo’. Pero el centurión le replicó: ‘Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo’»

  • Miércoles de la 1ª Semana de Adviento (Mateo 15, 29-37)
    «Jesús les dijo: ‘¿Cuántos panes tenéis?’. Ellos contestaron: ‘Siete y algunos peces’. Él mandó a la gente que se sentara en el suelo. Tomó los siete panes y los peces, pronunció la acción de gracias, los partió y los fue dando a los discípulos»

  • Jueves de la 1ª Semana de Adviento (Mateo 7, 21.24-27)
    «No todo el que me dice ‘Señor, Señor’ entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. El que escucha estas palabras mías y las pone en práctica se parece a aquel hombre prudente que edificó su casa sobre roca…»

  • Viernes de la 1ª Semana de Adviento (Mateo 9, 27-31)
    «Dos ciegos seguían a Jesús gritando: ‘Ten compasión de nosotros, hijo de David’. Al llegar a la casa se le acercaron los ciegos y Jesús les dijo: ‘¿Creéis que puedo hacerlo?’. Contestaron: ‘Sí, Señor’. Entonces les tocó los ojos, diciendo: ‘Que os suceda conforme a vuestra fe’»

  • Sábado de la 1ª Semana de Adviento (Mateo 9, 35 – 10, 1.6-8)
    «Jesús recorría todas las ciudades y aldeas, enseñando en sus sinagogas, proclamando el evangelio del reino y curando toda enfermedad y toda dolencia. Al ver a las muchedumbres, se compadecía de ellas, porque estaban extenuadas y abandonadas, ‘como ovejas que no tienen pastor’. Entonces dice a sus discípulos: ‘La mies es abundante, pero los trabajadores son pocos; rogad, pues, al Señor de la mies que mande trabajadores a su mies’»

2ª SEMANA DE ADVIENTO

  • Lunes de la 2ª Semana de Adviento (Lucas 5, 17-26)
    «Llegaron unos hombres que traían en una camilla a un hombre paralítico y trataban de introducirlo y colocarlo delante de él. No encontrando por donde introducirlo a causa del gentío, subieron a la azotea, lo descolgaron con la camilla a través de las tejas, y lo pusieron en medio, delante de Jesús»

  • Martes de la 2ª Semana de Adviento (Mateo 18, 12-14)
    «¿Qué os parece? Suponed que un hombre tiene cien ovejas: si una se le pierde, ¿no deja las noventa y nueve en los montes y va en busca de la perdida? Y si la encuentra, en verdad os digo que se alegra más por ella que por las noventa y nueve que no se habían extraviado»

  • Miércoles de la 2ª Semana de Adviento (Mateo 11, 28-30)
    «Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré. Tomad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis descanso para vuestras almas. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera»


  • Viernes de la 2ª Semana de Adviento (Mateo 11, 16-19)
    «¿A quién compararé esta generación? Se asemeja a unos niños sentados en la plaza, que gritan diciendo: ‘Hemos tocado la flauta, y no habéis bailado; hemos entonado lamentaciones, y no habéis llorado’. Porque vino Juan, que ni comía ni bebía, y dicen: ‘Tiene un demonio’. Vino el Hijo del hombre, que come y bebe, y dicen: ‘Ahí tenéis a un comilón y borracho’»

3ª SEMANA DE ADVIENTO

  • Domingo de la 3ª Semana de Adviento (Domingo de Gaudete) – Ciclo A (Mateo 11, 2-11)
    «Juan, que había oído en la cárcel las obras del Mesías, mandó a sus discípulos a preguntarle: ‘¿Eres tú el que ha de venir o tenemos que esperar a otro?’. Jesús les respondió: ‘Id a anunciar a Juan lo que estáis viendo y oyendo: los ciegos ven y los cojos andan; los leprosos quedan limpios y los sordos oyen; los muertos resucitan y los pobres son evangelizados’»

17-24 DE DICIEMBRE

  • 17 de diciembre (Mateo 1, 1-17)
    «…y Jacob engendró a José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, llamado Cristo. Así, las generaciones desde Abrahán a David fueron en total catorce; desde David hasta la deportación a Babilonia, catorce; y desde la deportación a Babilonia hasta el Cristo, catorce»

  • 18 de diciembre (Mateo 1, 18-24)
    «La generación de Jesucristo fue de esta manera: María, su madre, estaba desposada con José y, antes de vivir juntos, resultó que ella esperaba un hijo por obra del Espíritu Santo»

  • 19 de diciembre (Lucas 1, 5-25)
    «Se le apareció el ángel del Señor, de pie a la derecha del altar del incienso. Al verlo, Zacarías se sobresaltó y quedó sobrecogido de temor. Pero el ángel le dijo: ‘No temas, Zacarías, porque tu ruego ha sido escuchado: tu mujer Isabel te dará un hijo, y le pondrás por nombre Juan’»

  • 20 de diciembre (Lucas 1, 26-25)
    «El ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David; el nombre de la virgen era María. El ángel, entrando en su presencia, dijo: ‘Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo’»

  • 21 de diciembre (Lucas 1, 39-45)
    «María se levantó y se puso en camino de prisa hacia la montaña, a una ciudad de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. Aconteció que, en cuanto Isabel oyó el saludo de María, saltó la criatura en su vientre»

  • 23 de diciembre (Lucas 1, 57-66)
    «A Isabel se le cumplió el tiempo del parto y dio a luz un hijo. Se enteraron sus vecinos y parientes de que el Señor le había hecho una gran misericordia, y se alegraban con ella»

  • 24 de diciembre (Lucas 1, 67-79)
    «Zacarías, padre de Juan, se llenó de Espíritu Santo y profetizó diciendo: ‘Bendito sea el Señor, Dios de Israel, porque ha visitado y redimido a su pueblo…’»

DOMINGO DE LA 4ª SEMANA DE ADVIENTO

  • Domingo de la 4ª Semana de Adviento – Ciclo A (Mateo 1, 18-24)
    «La generación de Jesucristo fue de esta manera: María, su madre, estaba desposada con José y, antes de vivir juntos, resultó que ella esperaba un hijo por obra del Espíritu Santo. José, su esposo, como era justo y no quería difamarla, decidió repudiarla en privado»
Botón volver arriba