Para reflexionar

Tu corazón busca al Señor

Tírate en sus brazos

Me gustaría compartir contigo una de las frases más famosas de la historia del cristianismo, una sentencia preciosa de san Agustín:

“Nos hiciste Señor para ti y nuestro corazón está inquieto hasta que descanse en ti”

Hay un tu corazón un movimiento de inquietud, de búsqueda, que solo hallará descanso en Dios. Solo en Jesús hallarás consuelo, serenidad, paz.

Y, sin embargo, cuántas veces has buscado felicidad y plenitud donde no estaba: diversiones, bajezas, trivialidades. Y esas aguas estancadas te pusieron malo, te trajeron vacío y nada.

Jesús, por el contrario, es la fuente cristalina donde puedes saciar tu sed, él es el hogar donde hay verdadero descanso. Él mismo te lo dice hoy (Mateo 11, 28-29):

Venid a mí y encontraréis descanso para vuestras almas

No lo dudes, tírate en sus brazos, reposa tu cabeza en su pecho, deja que él ponga paz en tu corazón. Solo él puede saciar el ansia de tu corazón.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba