Juan

A continuación puedes encontrar el ‘Evangelio y Reflexión’ que, hasta el momento, hay disponibles del Evangelio de Juan. Haz clic sobre la cita para ir al vídeo con el texto del evangelio y la reflexión correspondiente.

CAPÍTULO 1

  • Juan 1, 45-51
    Fiesta de San Bartolomé, apóstol (24 de agosto)

CAPÍTULO 3

  • Juan 3, 13-17
    Fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz (14 de septiembre).
    «Tanto amó Dios al mundo, que entregó a su Unigénito»

CAPÍTULO 6


  • Juan 6, 16-21
    Jesús camina sobre el agua: «Soy yo. No temáis»

  • Juan 6, 22-29
    «Me buscáis no porque habéis visto signos, sino porque comisteis pan hasta saciaros… Trabajad por el alimento que perdura para la vida eterna»

  • Juan 6, 30-35
    «Yo soy el pan de vida. El que viene a mí no tendrá hambre, y el que cree en mí no tendrá sed jamás»

  • Juan 6, 35-40
    «Esta es la voluntad de mi Padre: que todo el que ve al Hijo y cree en él tenga vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día»

  • Juan 6, 44-51
    «Nadie puede venir a mí si no lo atrae el Padre que me ha enviado… Yo soy el pan de la vida; el que coma de este pan vivirá para siempre»

  • Juan 6, 52-58
    «Si no coméis la carne del Hijo del hombre y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros»

  • Juan 6, 60-69
    «Señor, ¿a quién vamos a acudir? Tú tienes palabras de vida eterna»

CAPÍTULO 10

  • Juan 10, 1-10
    «El que entra por la puerta es pastor de las ovejas. A este le abre el guarda y las ovejas atienden a su voz… Yo soy la puerta de las ovejas: quien entre por mí se salvará y podrá entrar y salir, y encontrará pastos»

  • Juan 10, 11-18
    «Yo soy el Buen Pastor, que conozco a las mías, y las mías me conocen, igual que el Padre me conoce, y yo conozco al Padre; yo doy mi vida por las ovejas»

  • Juan 10, 22-30
    «Mis ovejas escuchan mi voz, y yo las conozco, y ellas me siguen, y yo les doy la vida eterna; no perecerán para siempre, y nadie las arrebatará de mi mano… Yo y el Padre somos uno»

CAPÍTULO 12

  • Juan 12, 44-50
    «El que me ve a mí, ve al que me ha enviado. Yo he venido al mundo como luz, y así, el que cree en mí no quedará en tinieblas… no he venido para juzgar al mundo, sino para salvar al mundo»

CAPÍTULO 13

  • Juan 13, 16-20
    «El criado no es más que su amo… dichosos vosotros si lo ponéis en práctica… el que recibe a quien yo envíe me recibe a mí; y el que me recibe a mí recibe al que me ha enviado»

CAPÍTULO 14

  • Juan 14, 1-12
    «Creed en Dios y creed también en mí… Me voy a prepararos un lugar… Yo soy el camino y la verdad y la vida. Nadie va al Padre sino por mí… Hace tanto que estoy con vosotros, ¿y no me conoces, Felipe? Quien me ha visto a mí ha visto al Padre… El que cree en mí, también él hará las obras que yo hago, y aun mayores»

  • Juan 14, 1-6
    «No se turbe vuestro corazón, creed en Dios y creed también en mí… me voy a prepararos un lugar, para que donde estoy yo estéis también vosotros. Yo soy el camino y la verdad y la vida»

  • Juan 14, 7-14
    «Quien me ha visto a mí ha visto al Padre. El que cree en mí, también él hará las obras que yo hago, y aun mayores.Y lo que pidáis en mi nombre, yo lo haré»

  • Juan 14, 15-21
    «Si me amáis, guardaréis mis mandamientos. Y yo le pediré al Padre que os dé otro Paráclito, que esté siempre con vosotros, el Espíritu de la verdad. No os dejaré huérfanos, volveré a vosotros»

  • Juan 14, 21-26
    «El que me ama será amado por mi Padre, y yo también lo amaré y me manifestaré a él… vendremos a él y haremos morada en él… el Paráclito, el Espíritu Santo, será quien os lo enseñe todo y os vaya recordando todo lo que os he dicho»

  • Juan 14, 27-31a
    «La paz os dejo, mi paz os doy; no os la doy yo como la da el mundo. Que no se turbe vuestro corazón ni se acobarde… se acerca el príncipe de este mundo; no es que él tenga poder sobre mí»

CAPÍTULO 15

  • Juan 15, 1-8
    «Permaneced en mí, y yo en vosotros. Yo soy la vid, vosotros los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él, ese da fruto abundante; porque sin mí no podéis hacer nada»

  • Juan 15, 9-11
    «Como el Padre me ha amado, así os he amado yo; permaneced en mi amor. Os he hablado de esto para que mi alegría esté en vosotros, y vuestra alegría llegue a plenitud»

  • Juan 15, 12-17
    «Este es mi mandamiento: que os améis unos a otros como yo os he amado. Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos. A vosotros os llamo amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer»

  • Juan 15, 18-21
    «Si el mundo os odia, sabed que me ha odiado a mí antes que a vosotros. Si fuerais del mundo, el mundo os amaría como cosa suya. Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán. Y todo eso lo harán con vosotros a causa de mi nombre, porque no conocen al que me envió»

  • Juan 15, 26 – 16, 4
    «Cuando venga el Paráclito, él dará testimonio de mí; y también vosotros daréis testimonio. Llegará incluso una hora cuando el que os dé muerte pensará que da culto a Dios»

CAPÍTULO 16

  • Juan 15, 26 – 16, 4
    «Cuando venga el Paráclito, él dará testimonio de mí; y también vosotros daréis testimonio. Llegará incluso una hora cuando el que os dé muerte pensará que da culto a Dios»

  • Juan 16, 5-11
    «Os conviene que yo me vaya; porque si no me voy, no vendrá a vosotros el Paráclito. En cambio, si me voy, os lo enviaré. El príncipe de este mundo está condenado»

  • Juan 16, 12-15
    «Cuando venga él, el Espíritu de la verdad, os guiará hasta la verdad plena. Pues no hablará por cuenta propia, sino que hablará de lo que oye y os comunicará lo que está por venir. Él me glorificará. Todo lo que tiene el Padre es mío»

  • Juan 16, 16-20
    «Dentro de poco ya no me veréis, pero dentro de otro poco me volveréis a ver. Vosotros lloraréis y os lamentaréis, mientras el mundo estará alegre; vosotros estaréis tristes, pero vuestra tristeza se convertirá en alegría»

  • Juan 16, 20-23a
    «La mujer, cuando va a dar a luz, siente tristeza, porque ha llegado su hora; pero, en cuanto da a luz al niño, ni se acuerda del apuro, por la alegría de que al mundo le ha nacido un hombre. También vosotros ahora sentís tristeza; pero volveré a veros, y se alegrará vuestro corazón, y nadie os quitará vuestra alegría. Ese día no me preguntaréis nada»

  • Juan 16, 23b-28
    «Si pedís algo al Padre en mi nombre, os lo dará. Pedid, y recibiréis, para que vuestra alegría sea completa. Viene la hora en que ya no hablaré en comparaciones, sino que os hablaré del Padre claramente. El Padre mismo os quiere»

  • Juan 16, 29-33
    «Está para llegar la hora, mejor, ya ha llegado, en que os disperséis cada cual por su lado y a mí me dejéis solo. Os he hablado de esto, para que encontréis la paz en mí. En el mundo tendréis luchas; pero tened valor: yo he vencido al mundo»

CAPÍTULO 17

  • Juan 17, 1-11a
    «Esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, único Dios verdadero, y a tu enviado, Jesucristo. Yo te he glorificado sobre la tierra, he llevado a cabo la obra que me encomendaste. Te ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por estos que tú me diste, porque son tuyos. Y todo lo mío es tuyo, y lo tuyo mío; y en ellos he sido glorificado»

  • Juan 17, 11b-19
    «Padre santo, guárdalos en tu nombre, a los que me has dado, para que sean uno, como nosotros. Cuando estaba con ellos, yo guardaba en tu nombre a los que me diste, y los custodiaba, y ninguno se perdió. No ruego que los retires del mundo, sino que los guardes del maligno. Santifícalos en la verdad: tu palabra es verdad»

  • Juan 17, 20-26
    «No solo por ellos ruego, sino también por los que crean en mí por la palabra de ellos, para que todos sean uno, como tú, Padre, en mí, y yo en ti, que ellos también sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado»

CAPÍTULO 21

  • Juan 21, 15-19
    «Dice Jesús a Simón Pedro: «Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que estos?». Él le contestó: «Sí, Señor, tú sabes que te quiero». Jesús le dice: «Apacienta mis corderos»